¿Quieres conocer qué piensan realmente los consumidores de tus productos, servicios o de tu marca? Las técnicas de Neuromarketing te permiten conocer estos datos. Para ello, utilizan diversos dispositivos tecnológicos capaces de medir las reacciones físicas de los clientes.

En este post, te contamos qué técnicas de Neuromarketing existen para elaborar un estudio de investigación y mejorar tu estrategia de Marketing.

Técnicas de Neuromarketing: el poder de la Neurotecnología

El Neuromarketing es capaz de medir la atención, la memoria, la emoción y el engagement de los consumidores durante el momento de la compra. Es decir, analiza las reacciones de los individuos a través de la medición de los latidos del corazón, el seguimiento ocular o el nivel de sudoración.

Para recopilar y analizar estos datos es necesario contar con la tecnología más avanzada. El electroencefalograma, los biosensores o el eye-tracking son los dispositivos que necesitaremos para elaborar nuestros estudios de Neuromarketing.

A continuación, explicamos en detalle los diversos tipos de técnicas que existen para crear un estudio de Neuromarketing.

Biosensores

Los biosensores son una de las técnicas de Neuromarketing más utilizadas. Este anillo weareable y wireless monitoriza el nivel de sudoración de la piel y los latidos del corazón. En términos técnicos estaríamos hablando de la frecuencia cardiaca, el volumen del pulso sanguíneo, la respiración, la conductividad de la piel y su temperatura. De hecho, son algunos de los principales recursos que se tienen en cuenta a la hora de discernir las emociones de una persona.

Concretamente, los biosensores son capaces de medir la activación y el impacto emocional de un individuo. Tan solo necesitas colocarlo en las falanges de los dedos para que comience a realizar su proceso de captación de datos.

Además del amplio abanico de estudios que ofrecen los anillos, pueden servir de complemento a estudios de Neuromarketing realizados por otros tipos de dispositivos neurotecnológicos debido a su alto grado de compatibilidad.

Electroencefalograma (EEG)

El electroencefalograma ofrece una imagen de la actividad cerebral de los participantes en nuestra investigación. Esta técnica de Neuromarketing analiza los cambios en los impulsos eléctricos de las neuronas centrales, según los estímulos que recibe por sonido e imagen.

De esta forma, podemos ver qué partes de la corteza cerebral se activan (y en qué medida) dependiendo del estímulo al que el sujeto esté expuesto. Es decir, “vemos” sus emociones.

Esta tecnología resulta muy útil para conocer el nivel de atención, de engagement, de memorización y de valencia emocional de un individuo. Además, su fácil colocación es otra de sus grandes ventajas a la hora de decantarnos por este tipo de técnica de Neuromarketing en nuestros estudios.

Resonancia magnética funcional (fMRI)

Aunque probablemente hayas oído hablar de la resonancia magnética en términos clínicos, también se utiliza en Neuromarketing. El fMRI es una técnica neurotecnológica capaz de medir el sistema nervioso central. En concreto, analiza un proceso metabólico, la variación del aporte de oxígeno en sangre al cerebro.

Sin duda, este sistema cuenta con una gran resolución espacial. Sin embargo, algunos de los aspectos que han mermado su utilización en las investigaciones de Neuromarketing son su alto coste y su complejidad de uso.

Aún así, la resonancia magnética funcional es una de las técnicas de Neuromarketing que puede emplearse para arrojar datos de valor en una investigación.

Eye-tracking

El estudio del comportamiento visual es el objetivo que persigue la técnica de Neuromarketing denominada Eye-Tracking. Analiza hacia dónde orienta la mirada una persona cuando observa una imagen, ve un vídeo o incluso si se encuentra en un espacio físico como una tienda.

Esta tecnología nos permitirá crear y mejorar las experiencias de usuario gracias a la medición de la atención y exploración visual. Para llevar a cabo esta tarea utiliza varios sensores sincronizados que captan el movimiento y el tamaño de la pupila, a la vez que descifran los patrones de comportamiento del individuo.

Posteriormente, un algoritmo es el encargado de descifrar todos los datos recogidos para ofrecernos una información relevante que nos permita optimizar nuestras estrategias de Marketing.

Existen dos tipos de dispositivos que se pueden aplicar para realizar esta técnica de Neuromarketing:

  • Mobile Eye-Tracking: esta tecnología presentada en formato de gafas, ofrece información sobre a qué dirección mira el usuario en un entorno físico y virtual. De ahí que sea común utilizarla en espacios como puntos de venta o para conocer el recorrido visual en una aplicación. Su diseño facilita la movilidad del usuario y ofrece naturalidad en el comportamiento de la visualización.
  • Fixed Eye-Tracking: Las barras de pantalla son otra de las modalidades dentro del Eye-Tracking. Monitorizan la actividad del usuario en diferentes áreas de actuación como: la navegación en tabletas y dispositivos móviles, el análisis de páginas en el entorno digital o la interacción en pantallas de videojuegos.

Test de asociación implícita (IAT&IRT)

Esta técnica de Neuromarketing consiste en analizar las actitudes implícitas de un individuo, como acciones o juicios no controlados o regulados a nivel cognitivo.

Para ello, la medición se realiza mediante una serie de asociaciones de estímulos distintos que se le presentarán al participante. El sujeto deberá responder a ellas en el menor tiempo posible a través de un pulsador.

Así podremos llevar a cabo una medición indirecta de la respuesta automática e implícita, obteniendo datos valiosos para nuestras estrategias de Marketing.

Software de reconocimiento facial de emociones

¿Conoces el dicho de que la cara es el espejo del alma? Descubrir el verdadero significado de las expresiones faciales es el fin de este Software aplicado al Neuromarketing.

tecnicas de neuromarketing

Analiza y mide a través de una cámara, el movimiento muscular de la cara. A partir de ahí, es capaz de decodificar cada una de las emociones universales del individuo. Para ello, compara estas expresiones con otras utilizando algoritmos de learning.

Aunque el potencial de esta herramienta está fuera de toda duda, en la actualidad todavía se está perfeccionando el reconocimiento facial para obtener resultados más fidedignos, teniendo en cuenta que los niveles de expresividad de una persona varían radicalmente respecto a otra.

Si te ha gustado este artículo, puedes dejarme un comentario, seguirme en FacebookTwitter, Google Plus o LinkedIn o difundirlo en tus redes sociales, así me animas a seguir compartiendo conocimientos con la comunidad.

Además, si te interesan estos temas puedes encontrar más información en nuestra web o suscribirte al blog para recibir en tu correo electrónico todas las publicaciones.

<   Volver al listado principal
X
X
X
X