En un post anterior hablábamos de la importancia de tener una versión móvil de la página web de nuestro negocio para poder aparecer entre los resultados de búsqueda de los usuarios que utilizan Smartphone, por el alto potencial de compra de estos usuarios.

Desarrollar una versión web para móvil supone, por lo general, un trabajo laborioso e implica unos costes de diseño, programación, maquetación, etc. Es precisamente por esto, por lo que surge una alternativa, el Responsive Web Design.Responsive Web Design

Este término alude a una técnica de diseño y desarrollo web basada en las tecnologías HTML5 y CSS3, que permite que un website sea accesible desde cualquier dispositivo como equipos de sobremesa, equipos portátiles, tabletas, cualquier Smartphone, etc. El diseño del sitio, texto e imagen, se adapta a la resolución y al tamaño de la pantalla donde se visualiza, originando una mejor experiencia de usuario y permitiendo a la empresa ahorrarse crear distintas versiones en función de los diferentes dispositivos del mercado.

Diseño Web para móviles

Crear una única versión de la web optimizada para cualquier dispositivo supone al empresario un ahorro en costes de diseño, programación y maquetación así como en el mantenimiento posterior del site cuando se desee actualizar contenidos, ya que la actualización solo se llevaría a cabo una vez.

Para el posicionamiento en buscadores también es muy recomendable usar Responsive Web Design, pues es más fácil posicionar un solo site que uno por dispositivo. Además, con esta técnica no hay una URL para la web accesible desde escritorio y otra para la versión móvil, sino que se mantiene la misma URL para todos los dispositivos. Evitamos así tener que realizar redireccionamientos y tener que dividir la popularidad de nuestro site entre varias URLs. Permite también que los contenidos compartidos o enlazados desde redes sociales tengan la misma URL de destino.

Posicionamiento con Responsive Design

Por tanto, a los robots de Google les ahorramos el trabajo de tener que rastrear una misma página con los diferentes agentes, facilitándole por tanto las tareas de recuperación y de indexación. Asimismo, las empresas evitan la tesitura de tener que decidir a dónde apuntar los enlaces entrantes a su site e invertir horas en crear varias versiones.

Google premia en posicionamiento web a los sites que utilizan esta técnica y de hecho ha difundido una guía de Recomendaciones para la optimización de Páginas Web para Smartphones, donde se menciona el Responsive Web Design.

Versión web accesible para todos

En la web tradicional se  han utilizado anchos fijos con un número de pixeles concreto. Con el Responsive Web Design, en lugar de utilizar pixeles de ancho, el diseño de la página debe ser fluido, para ello se divide en proporciones. De esta forma, en pantallas de menor tamaño, los elementos de la página se reducen proporcionalmente, manteniendo la consistencia del diseño.

Si el ancho de pantalla del dispositivo es muy pequeño, por mucho que comprimamos los elementos puede que no se vean de una forma óptima. En ese caso tendremos que recurrir a prescindir de determinados elementos o ubicarlos de diferente forma, por ejemplo de forma vertical. Esto es posible gracias a las Media Queries que son expresiones de CSS que simplemente modifican el comportamiento de los elementos de la página en función de unas directrices si se cumple una condición.

Si te interesan estos temas encontrarás más información sobre nuestros servicios de diseño, consultoría tecnológica o de marketing online en la web https://www.solucionesc2.com/

<   Volver al listado principal