El mundo ha cambiado en los últimos años orientándose claramente hacia la digitalización. El aumento de la conectividad y del uso de los dispositivos móviles no ha hecho más que acelerar esta transformación. Conscientes de ello, los clientes demandan cada vez más una mayor digitalización de las empresas para que estas sean capaces de dar una mejor respuesta a sus necesidades.

¿Cómo pueden afrontar con éxito este reto las organizaciones? La Transformación Digital es clave para conseguirlo y por eso, hoy en analizo en detalle de qué se trata y por qué es necesario que las marcas se embarquen en este viaje hacia el cambio.

Qué es la Transformación Digital

Como he dicho, nos encontramos inmersos en un mundo de constante cambio y donde el camino a la digitalización es irrefutable. El objetivo de satisfacer a los clientes pasa ahora por la creación de nuevos entornos basados en la digitalización de todo el customer journey.

Las empresas no pueden permanecer ajenas a esta situación si quieren seguir siendo competitivas en el contexto actual donde “lo digital” adquiere más y más relevancia. Surge entonces la necesidad de llevar a cabo un profundo proceso de Transformación Digital de las organizaciones. Pero, ¿en qué consiste realmente esta transformación y cómo afecta a la empresa?

La Transformación Digital es el cambio de paradigma de una organización aplicando la tecnología digital en todos los aspectos de una empresa, para mejorar la organización y sus resultados.

Esta definición es la que mejor plasma lo que realmente significa en esencia el concepto de Transformación Digital y el valor añadido que ofrece a las empresas. Pero para entenderlo mejor, es necesario saber a qué elementos afecta de forma sustancial y que son comunes en las organizaciones.

Concretamente, me refiero a la publicidad, la estrategia, el liderazgo, el negocio, el análisis y el marketing. Todos ellos son pilares imprescindibles sobre los que se sustenta la Transformación Digital y sin los cuales no sería posible llevarla a cabo de forma exitosa para favorecer el camino hacia la digitalización de las empresas.

Pero para alcanzar este valor añadido del que hablo, uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de implantar el nuevo paradigma es que este proceso debe iniciarse indiscutiblemente desde la dirección de la empresa. A partir de ahí se extenderá a toda la organización, desde el departamento de Marketing hasta el de Compras, pasando por el de eCommerce o el de Sistemas de la información. Lo que hay que perseguir siempre es la implicación de todas las personas que componen la empresa.

En este sentido, las relaciones internas cobran una especial relevancia y se erigen como precursoras de este cambio, que afectará a su vez a las entabladas con clientes, proveedores e instituciones. Solo así se conseguirá una Transformación Digital real y efectiva.

Qué se necesita para lograr la Transformación Digital

  • Cambiar el organigrama de la compañía para adaptarlo al nuevo paradigma
  • Destinar todos los recursos precisos, tanto humanos como financieros
  • Transformar la organización y su cadena de valor
  • Fomentar la cultura digital
  • Cambiar las competencias del equipo humano (formación)
  • Estar dispuesto a ampliar la zona de confort, partiendo del aprendizaje

Por qué es necesaria la Transformación Digital en una organización

Las empresas no pueden estar al margen del momento actual en el que vivimos donde la digitalización de los procesos cobra cada vía una mayor importancia para los consumidores.

Los CEOs de las grandes empresas comienzan a ser conscientes de ello. De hecho, el 78% cree que los próximos tres años tendrán un impacto en la transformación de su sector mayor que el último medio siglo, según el informe Global CEO Outlook 2016 elaborado por KPMG.

Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer en este sentido porque, como afirma el 68% de los encuestados, todavía no han implantado completamente en su organización técnicas de Data & Analytics, básicas a la hora de mejorar la eficiencia de los procesos o en la reducción de costes, así como para desarrollar nuevos productos o servicios innovadores.

A pesar de que el camino hacia la Transformación Digital cada vez está más claro entre los CEOs de las organizaciones, es cierto que no todos los directivos supieron ver a tiempo la necesidad de realizar este cambio de paradigma.

A continuación, os muestro alguno de los casos más representativos que puedes tomar como ejemplo para saber qué es lo que no debes hacer en tu empresa a la hora de afrontar la Transformación Digital.

La Transformación Digital en los medios de comunicación

La situación actual que viven los medios de comunicación ejemplifica a la perfección cuáles son las consecuencias tan nefastas que trae consigo no realizar una necesaria Transformación Digital.

El sector perdió 5,4 millones de lectores entre 2008-2015, según los datos de la Asociación de Editores de Diarios Españoles. Un decrecimiento muy significativo que encuentra también claras diferencias entre el comportamiento de los usuarios en medios impresos y en digitales.

Qué es la transformación Digital

Según el Libro Blanco de la Prensa 2016, los lectores que en 2008 recurrían a los medios de comunicación impresos constituían el 82,9% de los encuestados. Sin embargo, la tasa se ve notablemente reducida en 2015 donde tan solo representa el 49,9%, frente al 32% de los consumidores de contenidos digitales.

Uno de los motivos principales de esta migración hacia el mundo online es que estas nuevas cabeceras sí que logran satisfacer las necesidades de unos usuarios demandantes de una mayor digitalización de los medios.

La situación que vive la prensa en los últimos años ha venido dada eminentemente por su falta de reacción ante el nuevo contexto digital. Estancados en la tinta y el papel, los directores de los grupos de comunicación no terminaron de ver clara la apuesta íntegra por un proceso de Transformación Digital en las redacciones que, sin duda, se tornaba cada vez más indispensable para su supervivencia.

Prueba de ello, por ejemplo, es la fecha en la que el diario El País anunció el inicio de su Transformación Digital: 13 de marzo de 2016. Hace apenas un año.

Sin embargo, en la actualidad vemos como grandes gigantes de la comunicación como The New York Times están dando importantes pasos hacia un pleno cambio de paradigma. En concreto, muchos de sus esfuerzos se centran en los dispositivos móviles con la búsqueda de estrategias para sumar lectores. Hoy en día, están realizando pruebas con titulares específicos para móviles, basados en un contenido más directo y breve. En estos tests, se han dado cuenta de que obtienen más clics en estos dispositivos.

La caída de Nokia motivada por la falta de Transformación Digital

La empresa finlandesa Nokia lideró el sector de la telefonía móvil durante más de diez años a nivel internacional. Sin duda, nadie pensaba que un gigante como Nokia, que fabricaba uno de cada tres teléfonos móviles que se vendían en el planeta, podía llegar al ocaso.

Nokia, qué es la transformación Digital

Sin embargo, la compañía vio cómo perdía su posición como primer fabricante a nivel mundial por detrás de nuevos competidores que se hacían con el mercado. La llegada del iPhone de Apple no hizo más que agravar duramente esta situación, llevando a la compañía insignia de Finlandia a perder el 85% de su valor en Bolsa como apunta El Economista.

¿Cómo es posible que se produjera esta situación? La respuesta la encontramos en una nefasta implementación del proceso de Transformación Digital en un sector tan voluble como es el de los dispositivos móviles.

El hecho de no adoptar las medidas necesarias, enfocadas hacia una clara digitalización y la convergencia de otros elementos clave como Internet y las aplicaciones, fue demoledor para la organización como remarca Olli-Pekka Kallasvuo, ex director general de la empresa en un artículo de El Confidencial.

De hecho, la situación de la compañía llegó a tal punto que acabó siendo vendida a Microsoft por 7.200 millones de euros y avalada por el 99,5% de los accionistas de la compañía finlandesa.

Kodak y su idilio con la Transformación Digital

¿Cómo puede pasar una empresa con una cuota de mercado del 80% a la bancarrota? Kodak es uno de los ejemplos más claros de cómo permanecer ajeno a la Transformación Digital, aferrándose a una estrategia del pasado, puede llevar al cierre de una gran compañía.

El líder en la venta de cámaras y en papel fotográfico observó cómo se avecinaba su primera gran crisis provocada por el nuevo contexto digital. Concretamente, me refiero a la impresión digital. Los directivos de Kodak afrontaron su propia transición tecnológica para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecía este nuevo nicho de mercado en una sociedad, en la que cada vez parecía cobrar más relevancia la impresión de fotografías digitales.

Kodak, qué es la transformación Digital

Sin embargo, Kodak permaneció tan atenta a su propia “revolución” interna que no prestó la atención necesaria al rumbo que tomaba el mercado. Con la llegada de las cámaras digitales en los dispositivos móviles, el escenario cambió de forma radical tanto para las empresas como para los usuarios. La posibilidad de almacenar miles de instantáneas en una tarjeta de memoria, de compartirlas a través de los dispositivos o las mejoras a nivel de resolución de estos dispositivos, no hicieron más que reafirmar que el sector de la fotografía pasaba inexcusablemente por lo digital.

Los usuarios pasaron rápidamente de sentirse entusiasmados con la impresión digital de sus instantáneas, a preferir no hacerlo a favor de su visionado en smartphones, tablets u ordenadores.

Las consecuencias de no llevar a cabo una Transformación Digital en Kodak se saldó con su quiebra y cierre en 2012.

Este es solo el primero de una serie de posts que dedicaré a la Transformación Digital. En las próximas semanas, publicaré artículos que profundizarán en cada una de las fases y aspectos esenciales de este nuevo paradigma, con el fin de conocerlo mejor y ayudar a las organizaciones a su correcta implementación, mostrando así cómo evitar todos los obstáculos que a menudo surgen en nuestro camino para impedir el tan necesario cambio hacia el mundo digital.

Si te ha gustado este artículo, puedes dejarme un comentario, seguirme en FacebookTwitterInstagramGoogle Plus o LinkedIn o difundirlo en tus redes sociales, así me animas a seguir compartiendo conocimientos con la comunidad.

Además, si te interesan estos temas puedes encontrar más información en nuestra web o suscribirte al blog para recibir en tu correo electrónico todas las publicaciones.

<   Volver al listado principal
X
X
X
X