Con la mejora en la usabilidad web lo que se pretende es que un usuario interactúe fácilmente con el sistema de información digital. El concepto de Eye Tracking se basa en una tecnología de seguimiento ocular que nos permitirá saber comportamientos visuales del usuario cuando visita nuestra web.

 

¿En qué consiste exactamente?

El eyetracking es una solución tecnológica que pretende extraer información del usuario analizando sus movimientos oculares.

El eyetracker es la herramienta con la que se realiza dicha acción y consiste en un monitor especial que lanza rayos infrarrojos a los ojos del que está mirando la imagen sujeto de análisis. La dirección que siguen estos rayos va de la pupila del usuario al aparato, permitiendo así calcular con precisión dónde está mirando.

 

¿Qué información extraemos cuando realizamos Eye Tracking?

  1. Dónde está mirando una persona de forma continua.
  2. Qué le está llamando la atención y qué se la llamaba hace un momento.
  3. Qué intenciones tiene esa persona.
  4. El estado de ánimo de esa persona.
  5. Donde debe ir colocado el contenido de valor para el cliente.
  6. Si las señales visuales contenidas en la Web conducen de forma eficaz al cliente.
  7. Capacidad del cliente para localizar la información que necesita en la Web.

¿Para qué nos sirve esta información?

  • Mejorar la imagen de marca a través del sitio web

 

Habida cuenta de los resultados que nos proporcionará este análisis podremos extraer unas conclusiones que afectarán al diseño y estructura de nuestra web, ya que tendremos que facilitar en la medida de lo posible la usabilidad de la misma y establecer en lugares destacados la información que consideremos más relevante.

 

 

<   Volver al listado principal