Los grandes avances en las tecnologías de la información están permitiendo que cada vez se puedan almacenar y analizar una mayor cantidad de datos. Por ello, desde hace algunos años se está hablando del Big Data, pero ¿sabemos realmente qué es y cómo lo podemos usar?

Qué es el Big Data

El Big Data, también conocido como Datos Masivos, hace referencia al almacenamiento, gestión y análisis de grandes volúmenes de datos que no pueden ser tratados por herramientas informáticas tradicionales.

Las 5 Vs del Big Data

El Big Data se define en con 5 dimensiones principales que se conocen popularmente como las 5vs.

  • Volumen de los datos. La generación de datos crece cada año de una forma vertiginosa duplicando su volumen. Parte de esta gran cantidad de información tiene su origen en el “Internet de las cosas” en el que los dispositivos electrónicos se encuentran generando datos de forma continua. De hecho, IBM ha indicado que el 90 % de todos los datos mundiales se han generado en los últimos 2 años.
  • Velocidad. En la actualidad, el Big Data es capaz de procesar, almacenar y trabajar información en tiempo real. Las redes sociales, las páginas webs o los sistemas de pago, entre muchos otros, crean una cantidad ingente de datos de forma continua y esos datos han de ser procesados y analizados a gran velocidad.
  • Variedad. En el pasado, la mayoría de los datos eran estructurados y se podían organizar de una forma sencilla. Con la llegada del boom digital, estos datos se han ido modificando en una gran variedad de formatos como por ejemplo el texto, el audio o el vídeo y por ello, ahora es necesario emplear diversos métodos para su análisis.
  • Veracidad de la información. Los datos han de ser exactos sino no son útiles. Así, el Big Data ha de ser capaz de poder analizar todos esos datos de una forma fiable para obtener una información exacta.
  • Valor. Toda esta cantidad de información nos facilita la toma de decisiones correctas para poder mejorar y eso genera un gran valor.
Las 5Vs del #BigData son volumen, velocidad, variedad, veracidad y valor. Clic para tuitear

Influencias en el Big Data

Los Datos Masivos se han visto influenciados por diversas tendencias que han ido apareciendo en los últimos años. De hecho, el incremento del uso de dispositivos móviles ha provocado que cada vez haya más información. Enviar correos, mandar mensajes con WhatsApp, usar redes sociales como Facebook o Twitter o simplemente llevar nuestro dispositivo móvil con nosotros, ofrece una mucha información sobre nuestros hábitos y gustos. Así, gracias a estos datos Apple o Google nos pueden indicar cuál es el camino con menos tráfico para llegar a casa o qué tiempo hace.

También, cualquier tipo de transacción como un pago online o el uso de la tarjeta de crédito ofrece una gran cantidad de datos relevantes como fechas, cantidades o beneficiarios.

Por otro lado,  cada vez que entramos a Internet, realizamos una búsqueda, accedemos a una web o hacemos cualquier tipo de interacción en la red, ofrecemos diversa información sobre nuestra forma de navegar en Internet. Las herramientas de tracking lo tienen en cuenta y lo emplean para realizar mapas de calor o tests A/B que permitan conocer cuál puede ser la versión que mejor experiencia pueda ofrecer al usuario.

Además, otra tendencia muy reciente son los wearables. Los dispositivos inteligentes wearables como los smartwatchs, las pulseras o las gafas de realidad virtual están cada vez más presentes en nuestras vidas. Esto permitirá que las empresas puedan conocer mucho más sobre nuestros hábitos y puedan afinar sus productos o servicios a nuestros gustos.

Cómo usar el Big Data en el marketing digital

Toda la información que nos ofrece el Big Data nos permite conocer cómo es nuestro cliente, es decir, sus hábitos, qué productos le interesan o cuál es la relación con la marca. De esta manera, vamos a ver cuáles son algunos de los usos que se pueden hacer del Big Data en el marketing digital:

  1. Crear un perfil preciso de nuestro cliente gracias a datos como su uso de las redes sociales, sus gustos mediante su histórico de compras o conocer su localización mediante sus datos geográficos. Toda esta información nos permitirá elaborar estrategias de marketing mucho más personalizadas y atractivas dependiendo de sus características.
  2. El Big Data también nos ofrece nuevas oportunidades de negocio. Poder realizar una mayor segmentación de nuestros clientes potenciales nos permitirá crear nuevas oportunidades de negocio con productos relacionados o venta cruzada.
  3. Por otro lado, el Big Data hace que podamos predecir la reacción de nuestros compradores ante cualquier evento de una forma más exacta. Esto se puede hacer por ejemplo teniendo en cuenta las reacciones de nuestros clientes en las redes sociales.
  4. Asimismo, el poder predecir cuál va a ser su comportamiento hará que tomemos decisiones más acertadas en tiempo real, lo que nos aportará mayores beneficios. Además, esto permitirá controlar mejor cuáles son los costes de cualquier acción y se podrán conocer las causas en el caso de una pérdida de clientes.

En cualquier caso, el Big Data abre un nuevo abanico de posibilidades que permitirán a cualquier empresa conocer mejor a su cliente poder ofrecerle todo aquello que necesite de una forma totalmente personalizada para entablar un engagement duradero.

<   Volver al listado principal