Actualmente, la contención en gastos de las empresas es algo evidente. Este hecho afecta notablemente cuando tienen que elaborar campañas publicitarias. Se antoja vital ser eficientes a la hora de incurrir en costes y es por esta razón por lo que el sistema de publicidad en internet “Pay per click” goza de gran importancia.            

¿En qué consiste el PPC?   

 

Con el sistema de “Pago por click”, los anunciantes pagan a la web que los anuncia (Especialmente a Google, Microsoft y Yahoo!) solo por la cantidad de clicks que se hagan en el anuncio que se publique.

Los anunciantes asocian la aparición de sus anuncios a las búsquedas relacionadas con su negocio. Esto hace que el PPC sea un mecanismo publicitario muy eficiente, ya que está especialmente dirigido a clientes potenciales.

El Pay per Click te permite además identificar a tus clientes, los términos más buscados en Internet referentes a tu sector y hasta qué keywords tienes que utilizar a la hora de anunciarte o establecer estrategias de contenido para tu web.

Es como salir a la calle y saber identificar el target al que le interesas y ofrecerles en ese momento exacto tus servicios. Una segmentación eficiente que se dirige exclusivamente al motor de tu negocio.

¿Es más rentable que una campaña de publicidad tradicional?

A diferencia de una campaña tradicional, ya se trate de prensa, publicidad exterior o televisión, por ejemplo, con el PPC solo corres con los gastos que ocasionan tus “clientes potenciales”, pagando por los clicks que éstos realizan en tus anuncios, además de haber apostado por las palabras que estadísticamente inducen a la compra de tus productos o servicios, entre otras ventajas. Y además te será fácil localizarlos.

¿Este tipo de logros te lo permite una valla publicitaria? Piénsalo y decide si las estrategias online no son las que mejor se adaptan a tus clientes y a tu economía.

Descubre más claves de las estrategias de marketing online para tu negocio.

 

 

 

<   Volver al listado principal