En la entrada de hoy os presentamos el nuevo Samsung Gear S con el que ya nos hemos puesto a trabajar. El nuevo SmartWatch de la compañía surcoreana se erige como el primero de su clase pensado como un producto acabado, no como un periférico más.

Desde C2 Intelligent Solutions incorporamos este nuevo gadget al equipo junto al resto de accesorios con los que estamos trabajando para dar el servicio más puntero a nuestros clientes.

En el caso del Samsung Gear S, tenemos la suerte de trabajar con el weareable más avanzado del mercado, que vamos a tratar de presentaros. Eso sí, solo es compatible para dispositivos Samsung con 4.3 en adelante y Bluethooth 4.0.

Samsung Gear S packaging

Especificaciones técnicas del Samsung Gear S

Por dentro, el Samsung Gear S es un gran terminal que emplea el sistema operativo basado en Linux, Tizen, muy diferente del Android Wear. Sorprenden sus 2 pulgadas de pantalla, frente a las 1.63 de Galaxy Gear, lo que mejora la resolución hasta 360×480.

Samsung Gear S especificaciones técnicas

 

Cómo es el Samsung Gear S

A pesar de su tamaño, el Samsung Gear S es un terminal bastante cómodo. Su diseño curvo, no solo en la pantalla sino también en el interior hace que se adapte perfectamente a la ergonomía de la muñeca, aunque también es cierto que para las personas de muñeca pequeña el Samsung Gear S puede resultar un poco grande.

Samsung Gear S

En lo que refiere a la correa, podemos encontrar gran variedad de modelos intercambiables en varios colores y materiales. Además, su sistema de apertura y cierre resulta muy funcional para un aparato que tendremos que quitarnos para recargarlo prácticamente cada día.

Para los que hacéis deporte, el que incorpore GPS es una gozada ya que medirá con mucha más precisión vuestra actividad. Sumado al acelerómetro, medidor de frecuencia cardíaca… Además, los surcoreanos han llegado a un acuerdo con Nike para una aplicación con una pinta alucinante, la Nike+ Running App.

Siguiendo esta línea, además de la conexión por voz que nos permite la SIM, de la que hablamos abajo podremos conectarnos por 3G para no perder ninguna notificación o correo importantes. Se convierte un dispositivo ideal para aquellos momentos en los que no nos es posible o nos es incómodo llevar el móvil encima, pero tampoco podemos perder nuestra conexión.

SIM y vinculación de Samsung Gear S

Como hemos comentado, el Samsung Gear S es el primer SmartWatch pensado para ser un producto en sí mismo. Por ello incorpora espacio para insertar una tarjeta NanoSIM  y diferentes opciones de vinculación para adaptarse al usuario. Podemos simplemente vincular el dispositivo a nuestro Smartphone, eso sí vía Bluethood, porque no incorpora NFC; hacer un duplicado de tarjeta y llevar nuestro mismo número en el terminal haciendo una vinculación remota mediante conexión 3G.

La tercera opción es insertar un número diferente, donde, gracias a la aplicación Gear Manager, podremos decidir que llamadas van a cada uno de nuestros dispositivos, independientemente de a qué número nos estén llamando, de forma sencilla.

Batería del Samsung Gear S

El Samsung Gear S tiene una batería de 300 mAh ligerísimamente inferior a la de Galaxy Gear y no puede cargarse mediante cable USB, sino con una base de carga propia. Sin embargo, esto es una buena noticia, porque la base de carga actúa como batería externa de otros 300 mAh.

En cuanto a la duración, con el dispositivo sincronizado y sin usar 3G la batería dura entre 24 y 36 horas. No obstante, con el 3G activado los tiempos se reducen a unas 8 o 9 horas de duración.

Interfaz del Samsung Gear S

La interfaz del Samsung Gear S resulta bastante intuitiva y sencilla de utilizar:

Samsung Gear S Interfaz

 

Lo primero que nos encontramos es la esfera del reloj, manteniendo pulsada la pantalla podremos personalizar el tipo de esfera que queremos. Si pulsamos en el lápiz al elegir nuestra esfera podremos editar el interior con los widgets que queramos para tener la información que más nos interese a primera vista.

 

Samsung Gear S Interfaz

 

Desplazando el dedo hacia la izquierda accedemos a las notificaciones. Tendremos la posibilidad de responder correos y SMS. Sin embargo, aunque veremos las notificaciones de Facebook o WhatsApp, por ejemplo, aún no es posibles contestarlas desde el SmartWatch.

 

Samsung Gear S Interfaz

 

Desplazando el dedo hacia la derecha accederás a los diferentes widgets que podrás ir configurando para tenerlos a mano.

 

 

Samsung Gear S Interfaz

 

Desplazando el dedo hacia arriba encontramos el menú de aplicaciones, al final de cual podremos ver las Gear Apps.

 

 

Samsung Gear S Interfaz

 

Desplazando el dedo hacia abajo encontramos el tipo de conexión con nuestro terminal. Como hemos comentado, puede ser por Bluethood o por 3G (o Wi-Fi) en remoto.

 

 

En conclusión, el Samsung Gear S resulta un dispositivo alucinante, el primero de lo que parece ser una tendencia que enfrente al entorno de Android, dispositivos independientes vs periféricos, el hecho de que Samsung haya optado por Tizen OS, en el que está apostando tanto nos da las primeras pistas de lo que puede pasar próximamente.

Si te ha gustado este artículo, puedes dejarme un comentario, seguirme en FacebookTwitter,Google Plus o Linkedin o difundirlo en tus redes sociales, así me animas a seguir compartiendo conocimientos con la comunidad.

Además, si te interesan estos temas puedes encontrar más información en nuestra web o suscribirte al blog para recibir en tu correo electrónico todas las publicaciones.

<   Volver al listado principal