Es un hecho que las nuevas tecnologías y los nuevos canales de comunicación son ya parte fundamental de nuestras vidas. Según un estudio de la consultora ComScore, 1 de cada 4 minutos que pasamos en internet lo hacemos en Facebook. Cada vez más estamos apreciando que los usuarios de internet acuden a Twitter para informarse de las últimas novedades en aquellos temas que les interesan. En total, el 30% del consumo de internet corresponde a redes sociales. Esto nos puede dar una pista de lo que se está cociendo en el mundo de la comunicación y el marketing: la realidad es tajante, si no estás en las redes sociales no existes.

Las últimas tendencias en comunicación han puesto de manifiesto que el desarrollo de una estrategia de marketing online eficaz que nos permita alcanzar nuestro objetivos debe incluir una buena estrategia en redes sociales, pues estas nos ofrecen una amplia gama de posibilidades nunca vistas hasta el momento y que las empresas deben tener en cuenta para su conocimiento y reconocimiento.

¿Qué ventajas nos ofrecen las redes sociales?

Interacción: Ya no se trata de una comunicación unilateral en la que expresamos las cualidades de nuestros productos o servicios. Los nuevos canales de comunicación tienen voz, son espacios para conversar con los usuarios en los que aportamos  y escuchamos.

Llegar a más gente: Debido a que son canales de uso masivo con millones de usuarios, podemos llegar a mucha más gente que con los métodos de comunicación tradicional. En las redes sociales no hay barreras.

Compartir te hace fuerte: La máxima de las redes sociales es compartir aquel contenido que te gusta. Por eso, si contribuyes con un contenido útil y de calidad para tus consumidores estos no dudarán en compartirlo, haciéndote visible para muchas más personas.

Mejora tu posicionamiento: Los buscadores premian aquel contenido de calidad que es compartido en la redes sociales, mejorando el posicionamiento natural de nuestra marca y haciéndola más visible. Por eso se debe cuidar el contenido que favorezca la viralidad.

Personalización: Las redes sociales permiten una comunicación sencilla, directa e inmediata que humaniza a la empresa. Pueden convertirse en un espacio de trato personal entre empresa y cliente hacia el que los consumidores se sienten más predispuestos.

Segmentación: Podemos identificar claramente nuestro público objetivo. Los usuarios de redes sociales tienden a agruparse por su afinidad y gusto hacia productos, servicios… Esto hace que podamos desarrollar una comunicación mucho más dirigida y focalizada con un alto grado de aceptación y eficacia.

Engagement: Como hemos dicho antes, las empresas deben escuchar a los usuarios para proporcionarles aquello que necesitan. Se genera así un egagement, un compromiso por parte del cliente que al verse escuchado se siente parte de la empresa.

Originalidad: El propio formato de estos canales nos permite desarrollar campañas más originales y creativas que garantizan una mayor aceptación y difusión.

La estrategia de redes sociales forma parte indivisible del plan de marketing online de cualquier empresa, pues es la mejor forma de contribuir a la construcción de la reputación y prestigio de la marca.

<   Volver al listado principal