El anuncio del cierre de las tiendas de Google Glass augura un futuro incierto al esperado producto de Google. Este anuncio aparece poco después de una encuesta en la que la que los desarrolladores expresaran sus dudas sobre el proyecto y tras el abandono de desarrollo por parte de Twitter.

Google anuncia el cierre de sus tiendas Google Glass

Así es, Google ha anunciado el cierre de sus tiendas Google Glass, lo que muchos están empezando a considerar como las últimas bocanadas del proyecto. Bien es cierto que hasta el momento tan solo había cuatro tiendas, ubicadas en San Francisco, Nueva York, Los Ángeles y Londres.

cierre de las tiendas de Google Glass

El principal cometido de estas tiendas consistía en dar soporte a los usuarios de las Google Glass y hacer demostraciones a posibles compradores. Cumplían pues una labor más promocional y de atención al cliente que de captación de venta directa. El argumento de Google para su cierre ha sido que los usuarios compran el dispositivo online, por lo que las tiendas ya no son necesarias.

No obstante, el anuncio del cierre de las tiendas Google Glass viene precedido de un momento que parece complicado para el proyecto. A las continuas ampliaciones de la fecha de lanzamiento, se han sumado diferentes rumores y declaraciones que cuestionan la viabilidad real del innovador producto de los de Silicon Valley.

Sin embargo, desde Google mantienen la posición y aseguran que no abandonarán el proyecto de las Google Glass y voces cercanas aseguran que se trata de una estrategia de negocio a largo plazo.

Cómo afecta el cierre de las tiendas Google Glass a la competencia

Desde hace alrededor de dos años, Google se erigió como el abanderado de los avances tecnológicos de la próxima década. A sus Google Glass, anunciadas en origen con bombo y platillo, han ido apareciendo desarrollos (como el primer coche autónomo) y propuestas (como los robots trabajadores). Por ello es lógico pensar que el anuncio del cierre de las tiendas Google Glass tendrá  consecuencias para el resto de compañías que, con desarrollos planteados, e incluso muy avanzados, esperan el efecto real que tendrá el producto de Google.

Un ejemplo del papel pionero que juegan las Google Glass lo vemos en las Gear Blink de Samsung. Los coreanos tenían pensado sacar sus gafas en septiembre, de las que se sabe poco salvo que operarán con Tizen como ya hacen con el Samsung Gear S. Lo siguiente que se rumoreaba era que su lanzamiento coincidirá con el Galaxy S6, algo poco probable por lo que todo parece indicar que la compañía asiática esperará a la ola que genere el wearable de Google para entrar en el mercado.

Algo más se sabe sobre las Sony Smart Glass cuya fecha de lanzamiento se fija en marzo de 2015, aunque sus características las sitúan a un nivel inferior que los dos anteriores.

Un proyecto que si parecía avanzado eran las M100 de Lenovo, que deberían haberse empezado a comercializar en septiembre y que pretende ser el centro de un hogar domótico. En principio contarán con cámara de 5 megapíxeles, pantalla táctil, conexión por WIFi…

El buscador y gigante chino Baidu apuesta por el Baidu Eye que, en principio, será el dispositivo más futurista aunque no incorporarán cristales ni pantallas.

Por parte de Apple, no paran de aparecer rumores sobre un posible iGlass. El propio Tony Fadell reconoció que el proyecto se inició en 2006, pero que fue aparcado debido a los éxitos de iPod y iPhone. Sin embargo, las declaraciones de Jonathan Ive en las que aseguraba que Apple estaba trabajando en “el producto más importante de su historia” sorprendieron a propios y extraños. Muchos se atreven a afirmar que intentarán lazar su producto antes de la comercialización de Google Glass y tomar delantera.

Todo parece apuntar que, salvo sorpresa de última hora por parte de Apple, el resto de compañías esperarán a ver el resultado del producto de los de Silicon Valley antes de mover ficha.

En C2 Intelligent Solutions ralentizamos el proyecto Google Glass

Como os contábamos el pasado julio, en C2 Intelligent Solutions estamos trabajando con las Google Glass en nuestro programa de I+D+i.  Sin embargo, tras estos meses de desarrollo tengo que expresar mis propias dudas sobre si seguir el proyecto como desarrolladores.

Aunque de momento estamos a la expectativa sí que hemos reducido las horas de desarrollo, ralentizando este proyecto de I+D+i. De hecho, estamos empleando esos recursos en otros proyectos, como la mejora de la usabilidad inducida, de la que hablábamos hace poco en un artículo.

Eduardo Canelles, Director Comercial de C2 Intelligent Solutions

Las dudas que plantean las Google Glass

Como hemos comentado, son muchas las informaciones y más aun los rumores que apuntan a que la compañía californiana ha asumido la inviabilidad del proyecto debido a algunas informaciones aparecidas.

Críticas de los desarrolladores a las Google Glass

De acuerdo a una encuesta realizada por Reuters en el sector, los desarrolladores están dejando de invertir horas en los proyectos relacionados con Google Glass. Más de la mitad de los encuestados habían cancelado sus proyectos con el producto por dos motivos principales que son recurrentes en lo que a las dudas que plantean las Google Glass se refiere: limitaciones de la plataforma y falta de interés del público en general.

A estas bajas “de infantería” se suman las pérdidas que ha ido sumando el proyecto como Babak Parviz, desarrollador principal; Adrian Wong, jefe de ingeniería y Ossama Alani, director de relaciones con desarrolladores.

Además, Twitter ha anunciado que deja de apoyar sus aplicaciones en Google Glass, sumándose a otras empresas que han abandonado su interés.

Prohibitivo precio de las Google Glass

La principal barrera de las Google Glass es, sin duda, su precio actual de 1.500$ sobre los 80$ que cuestan sus componentes. Aunque este es el precio del Programa Explorador, una cuantía similar alejaría sin remedio al gran público que, además, no parece tener mucho interés en las gafas.

Sumen a todo esto una legislación restrictiva y celosa de la privacidad que puede poner en aprietos a algún usuario del producto en según qué casos.

cierre de las tiendas de Google Glass

Falta de funciones útiles para los usuarios de Google Glass

Una de las principales preguntas que se hacen sobre las Google Glass es ¿para qué sirven realmente? Son útiles sí, pero no necesarias para el usuario de a pie. Por eso en Mountain View siguen tratando de que sean empresas y organismos las que adopten el producto.

Quizá la falta de desarrollos realmente útiles para el gran consumidor y las empresas sean la mayor losa que pesa sobre el dispositivo.

El futuro de las Google Glass

Poco podemos aventurar sobre el futuro de las Google Glass. Los rumores sobre la cercana cancelación del proyecto son solo eso, rumores. Aunque bien es cierto que las críticas, los continuos retrasos en la comercialización del producto y ahora, el cierre de tiendas, no auguran nada nuevo.

Por otra parte, desde la compañía defienden a capa y espada que el proyecto sigue adelante. El tiempo nos dirá si es así.

Si te ha gustado este artículo, puedes dejarme un comentario, seguirme en FacebookTwitter,Google Plus o Linkedin o difundirlo en tus redes sociales, así me animas a seguir compartiendo conocimientos con la comunidad.

Además, si te interesan estos temas puedes encontrar más información en nuestra web o suscribirte al blog para recibir en tu correo electrónico todas las publicaciones.

<   Volver al listado principal