Amazon España ha abierto definitivamente las puertas de su supermercado online. En él, se puede encontrar una gran variedad de artículos como alimentación, bebidas o productos de limpieza, lo que ha desatado una gran competición con otros supermercados online como Mercadona, El Corte Inglés o Carrefour.

Supermercado Beta

Muchas  han sido las marcas conocidas en España que han decidido adentrarse con la venta de sus productos en este nuevo espacio online, como por ejemplo Gallo, Cuétara, Coca cola, Calgonit, Kellogg’s, Vileda, Cruzcampo, Fairy, Norit, Sos, Carbonell, Calvo,  Litoral, Gallina Blanca o Pascual.

De todas formas, el supermercado de Amazon se encuentra en una fase beta y todavía tiene que afinar algunas deficiencias, como artículos que se cuelan en categorías que no corresponden o plazos de entrega desorbitados en los que un producto puede tardar de uno a dos meses en llegar a casa.

También, otro de los fallos más sustanciales es que a diferencia de su homólogo americano o sus competidores españoles, de momento no vende productos frescos, refrigerados o congelados.

Teniendo en cuenta que según los datos de la CNMC el comercio electrónico en España ha multiplicado por tres sus cifras desde 2008 llegando a los 3.432 millones de euros, el que los usuarios no puedan disponer de nada fresco puede convertirse en un gran hándicap para el gigante del comercio electrónico.

Aun así, el propio Amazon ya está anunciando en su web que están trabajando “para ir añadiendo continuamente nuevos productos y funcionalidades” e incluso piden la participación de los compradores para que indiquen qué productos echan de menos, continuando con su política constante de A/B testing.

supermercado de amazon

Uberización de la logística

La “uberización” es un neologismo surgido del  caso de la plataforma UBER. Esta aplicación se encargaba de conectar a usuarios de automóviles para compartir el trayecto y los gastos, generando así una competencia desleal con el sector del taxi.

Este caso desató una gran polémica, ya que esta nueva tecnología podía suponer un desafío a los modelos económicos establecidos. Pues bien esa uberización se ha extendido a otros sectores y con Amazon ha sido en el de la logística.

Dentro de ese desarrollo constante, uno de sus últimos lanzamientos ha sido Amazon Flex. Este servicio se basa en la uberización permitiendo que los propios usuarios puedan repartir paquetes en su zona a cambio de un sueldo  que oscilará entre los 18 y los 25 euros la hora.

Los aspirantes que quieran optar a estos puestos de trabajo deberán de tener al menos 21 años, disponer de un coche y superar una comprobación de los antecedentes penales.

En el caso de cumplir los requisitos, los usuarios consultarán en la aplicación de Amazon Flex los pedidos pendientes de repartir en su zona y en función de la cantidad, podrán escoger bloques de dos, cuatro u ocho horas para trabajar.

Este servicio ya funciona entre los usuarios de Estados Unidos que residen en Seatle, aunque ya se está extendiendo a otras ciudades y la idea de la compañía es que se implemente en otros países, entre los que se encuentra España.

Toda esta flexibilización del mercado online y de la distribución está provocando cambios cada vez más constantes pero ¿cómo afectan al resto de distribuidores?

Amazon con los productos y distribuidores independientes

La multinacional del comercio electrónico ha incluido un apartado en su supermercado en fase beta en el que invita a todos los productores y distribuidores independientes de alimentación españoles a añadir sus productos a su catálogo.

Según el  vicepresidente de Retail de Amazon EU, Xavier Garambois,  existen “miles de marcas españolas con productos de alta calidad que clientes de toda Europa estarían encantados de poder probar”.

Esto otorgaría tanto a productores locales como a distribuidores independientes la posibilidad de vender a nivel internacional de una forma muy sencilla y sin apenas inversión, ya que en el caso de no disponer de red logística los productores pueden emplear la red global de Amazon para hacer llegar sus productos.

La gran distribución contra Amazon

Todas estas facilidades se han unido al hecho de que este tipo de plataformas se encuentran abiertas las 24 horas los 365 días del año, lo que ha provocado que la gran distribución se ponga en pie de guerra para pedir medidas que impulsen la igualdad para poder competir con los gigantes del ecommerce como Amazon o Alibaba.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED)  es una organización conformada por  17 compañías de distribución entre las que destaca Ikea, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, AKI, Alcampo, Apple, Aldeasa, Bricomart, Conforama, C&A, Fnac, Leroy Merlín,  Cortefiel, Media Markt, Toys ‘R’ us o Hipercor y ya han señalado que las tiendas online internacionales disponen de una gran cantidad de ventajas.

De hecho, el pasado mes ya adelantaba Alfonso Merry del Val, presidente de la ANGED, que el grupo de la  gran distribución no tiene planteado combatir el comercio electrónico en Internet pero exigen las mismas oportunidades, ya que la normativa reguladora en materia fiscal y laboral suele ser bastante diferente cuando se aplica a una tienda física o a una tienda online.

De esta forma, algunas de las peticiones que ha realizado la ANGED han sido la de la liberación total de horarios, la eliminación de las trabas a la concesión de licencias de apertura y una menor presión fiscal.

Así, lo que se pretende es que las empresas que se enfrentan a unos sistemas de distribución como los de Amazon, puedan ir adaptándose a la competencia de los entornos digitales y los nuevos hábitos del consumidor.

De todas maneras una cosa está clara, Amazon todavía tiene que mejorar su supermercado para ofrecer todas las posibilidades que dispone una tienda física, aunque no tardará en hacerlo. Por ello, si las tiendas físicas quieren avanzar para poder acceder a las nuevas tendencias de consumo, deberán de abogar por un cambio legislativo y hacer un esfuerzo por actualizarse y ser accesibles a un usuario cada vez más ligado al mundo online.

<   Volver al listado principal