Hoy hacemos un repaso de los 5 principales campos relacionados con la comunicación y el marketing digital para hacer un breve repaso de las distintas tecnologías del marketing que marcarán tendencia en el sector.

1.    El Diseño en tu web

El diseño es uno de los principales factores de las tecnologías del marketing que invita a los usuarios a quedarse y navegar por una página web. Solo tenemos una oportunidad de causar una buena primera impresión con nuestra web, es por ello que hay que cuidar el diseño y apariencia de la página con el fin de retener a los usuarios en la misma el máximo tiempo posible.

Según el estudio anual de Mobile Marketing del IAB, el Smartphone es el principal dispositivo desde el que los usuarios acceden a internet, acumulando el 85% de personas que diariamente navegan a través de su teléfono. El ordenador le sigue en segunda posición con el 67% y las tabletas acumulan el 45%. Estos porcentajes dejan claro que el dispositivo por excelencia es el Smartphone, algo que también afecta al diseño ya que las webs deben estar perfectamente optimizadas para teléfonos móviles y no simplemente en responsive.

La extensión de los textos, el peso de las imágenes, el uso de vídeos en las webs… todos y cada uno de los elementos deben poder entenderse en una pantalla de móvil. En este sentido, podemos destacar una línea de diseño que ha simplificado los contenidos visuales e ilustraciones para facilitar la comprensión de los distintos elementos de una página web, teniendo muy en cuenta su aplicación en aplicaciones y webs específicas para móviles: hablamos del material design.

El material design es un nuevo concepto de diseño desarrollado por Google y que surgió para optimizar la visualización de las aplicaciones en Android y que, poco a poco, se ha ido trasladando a otras plataformas. Algunas de sus principales características son el uso de la profundidad y las sombras para hacer más fácil la identificación de botones y elementos clicables.  La limpieza y simplicidad de las líneas ayuda a hacer más ligeros los diseños para que sean fácilmente entendibles incluso en pequeñas pantallas.

2.    La Planificación de contenidos y el inbound marketing

Que el contenido es el rey es algo comúnmente aceptado, nos permite posicionar nuestra página en determinadas palabras clave, acercarnos a nuestros clientes a través de temas de su interés y comunicarnos con ellos a través de las redes sociales.

Si elaboramos una estrategia de marketing de contenidos, necesitarás establecer los distintos tipos de publicaciones que vas a utilizar en la web de tu empresa y en las distintas plataformas y redes sociales en las que tiene presencia tu marca. Algunos consejos para la creación y planificación de contenidos:

  • Define los buyers persona para tu empresa: el primer paso es identificar a grosso modo algunos perfiles generales de público objetivo o posibles clientes que te interese tener en cuenta en tu estrategia de contenidos. Cada uno de esos perfiles será un buyer persona.
  • Crea contenidos de valor para tu público objetivo: una vez definidos los buyers persona de tu marca, piensa en qué tipos de contenidos pueden captar su atención. Una vez que lo tengas claro, piensa en algunos títulos para tu blog de empresa, para un ebook que quieras hacerles llegar o incluso algún contenido exclusivo relacionado con tus productos o servicios.
  • Planifica y programa el contenido: tras elaborar los contenidos para tus publicaciones, planifica la distribución de todos y cada uno de los elementos que quieres comunicar, así como los canales que vas a utilizar para su difusión. También puedes utilizar herramientas de programación para realizar las publicaciones con mayor comodidad.
  • Estrategia de inbound marketing, material exclusivo a cambio de un lead: puedes implementar una estrategia de inbound marketing en tu página web para conseguir información de contacto de los usuarios (leads). Puedes utilizar esa información de contacto para ampliar tu base de datos y poder enviar mails promocionales y de interés comercial para tu marca.
  • Déjales que te encuentren y que contacten contigo: pónselo fácil a los usuarios, ten en tu web una zona de contacto y enlaces a tus perfiles en redes sociales para que puedan hablar contigo de forma directa sobre un producto o servicio.

3.  Tecnologías del marketing SEO

Llevar a cabo una estrategia de SEO para la web de tu empresa te permite, a medio-largo plazo, posicionarla en buscadores a partir de determinadas familias de palabras clave. Para definir la familia de palabras para tu web, empieza por definir bien tus servicios y productos y piensa en cómo tus clientes buscan los negocios similares al tuyo.

Además de trabajar distintas palabras clave en tu web, puedes realizar una optimización SEO on page (en tu página) para que Google pueda indexar con mayor facilidad y rapidez los contenidos de tus páginas. Para ello:

  • Incluye títulos y meta descripciones para optimizar los snippets en los resultados de búsquedas.
  • No compitas contigo mismo: recuerda que cada página y cada post de blog debe trabajar una única palabra clave para que no compitan entre sí a la hora de posicionarse.
  • Optimiza tus contenidos: revisa la URL, el título y el contenido de tu página o entrada para que la palabra clave esté presente. Usa sinónimos, variantes semánticas y escribe los textos de forma natural, ya que será el usuario el que decida quedarse o marcharse de tu web. Utiliza H1, H2, H3… en definitiva organiza bien la información para hacerla accesible.
  • No te olvides de las imágenes, pues también tendrás que optimizarlas dándoles un nombre de archivo adecuado, un título y un alt. Revisa también su tamaño y edítalas si fuera necesario para que no afecte a la velocidad de carga de tu web.

4.    Campañas de SEM para empresas

Cuando hablamos de SEM, hacemos referencia a las tecnologías del marketing relacionadas con la creación de campañas de anuncios optimizadas para buscadores. Dado que más del 90% de las búsquedas realizadas en España se hacen a través de Google, es importante destacar la herramienta de Google Adwords como una de las mejores aliadas de los profesionales de marketing online especializados en SEM.

Si te decides a invertir en SEM, puedes hacer distintos tipos de campañas, entre las que destacan las campañas de búsquedas y las campañas de Display. ¿Cómo saber cuál es la que le viene mejor a tu empresa?

  • Campañas de búsquedas: están más enfocadas a la conversión, ya que incide sobre los resultados de búsqueda que le aparecen a los usuarios. Para campañas de este tipo, te recomendamos incluir extensiones a los anuncios para ampliar el tamaño del mismo. Puedes añadir extensiones de ubicación, enlaces de sitio o llamada para que el usuario localice con mayor facilidad esta información, además de resultarle mucho más llamativo. Recuerda que puedes usar el planificador de palabras clave de Google para optimizar los términos por los que pujarás en tu campaña PPC para aparecer en la primera página.
  • Campañas de Display: son campañas más enfocadas al branding ya que te permiten publicar banners en distintas páginas web que estén relacionadas con tu sector. Normalmente Google Adwords genera ubicaciones automáticas, por lo que será necesario revisarlas para asegurarte de que son de tu interés. Combina los banners de imágenes con anuncios de texto, de esta forma se crearán banners con texto que se adaptan con mayor facilidad a los espacios disponibles en las webs donde se verá tu anuncio.

Tras configurar tu campaña, tendrás que esperar un tiempo prudencial (15-30) días para ver cómo va evolucionando y ajustar los términos, segmentos o tipos de anuncios que estás utilizando para dejar solo los que mejor funcionen. No olvides recopilar los datos relevantes en un informe y analizarlos para la optimización de las campañas.

5.    Analítica web y ROI de tus acciones de marketing

¿Cómo puedo conocer la rentabilidad de mi página web utilizando las tecnologías del marketing? Esta es una de las preguntas que muchos empresarios se hacen en relación a su web de empresa, especialmente si dispone de tienda online. Para medir todo lo que ocurre en tu página web, necesitarás una herramienta de analítica.

Actualmente, la más completa es la de Google Analytics, con ella podrás obtener información sobre las conversiones y el ROI (retorno de la inversión) de las acciones que realices en tu web. Para ello, necesitarás establecer y configurar objetivos y sus respectivos KPIs (indicadores) de medición. Algunos de los KPIs que puedes medir son: número de visitas, porcentaje de tasa de rebote,  eventos o descargas que se realicen desde tu sitio web, número de nuevos leads…

En relación al ROI, normalmente va asociado a la inversión en una acción publicitaria o de marketing. Una forma de calcular el ROI en un ecommerce podría ser el siguiente:

((Ingresos generados – inversión realizada) / inversión realizada) x 100 =  %ROI

En esta ecuación, la inversión que se realiza puede ser de una campaña en Adwords, anuncios en Instagram o Facebook, etc.

Recuerda que debes analizar periódicamente la evolución de tu estrategia en el uso de las distintas tecnologías del marketing online, para así establecer cuáles son las mejores dinámicas para sacar el máximo beneficio de tu web y las campañas y acciones que realices online a lo largo del año.

<   Volver al listado principal