Las formas y procesos de consumo cambian y los ecommerce deben adaptarse a la nueva realidad de los usuarios: predominio de la imagen, uso de smartphones, mayor velocidad en el consumo de información, comparativas entre distintos artículos, filtros para ayudar a la selección de productos…

A continuación, haremos un repaso de las últimas tendencias ecommerce que puedes aplicar en tu tienda online para mejorar tus resultados.

1.    Envío rápido, el legado de Amazon

Desde que Amazon está en el mercado, los tiempos de respuesta de las tiendas online necesitan ser más rápidos. Para ello, es necesario contar con un buen sistema de logística que permita agilizar la gestión entrega de pedidos. Algunas cuestiones que debes tener en cuenta para agilizar la gestión de pedidos:

  • Sistema óptimo tramitar los datos para los envíos: si has contratado a una empresa para que realice los envíos de tu tienda online, necesitarás acordar con ellos el tipo de información que necesitan. Además de la información con la dirección y datos de contacto del destinatario, puede que necesites facilitarles el peso o las dimensiones de los artículos de tu ecommerce.
  • Concretar plazos máximos de entrega: recuerda que debes negociar unos plazos de entrega para poder orientar a tus clientes en el tiempo que puede tardar en llegar el envío. Cuanto más rápida sea la entrega, mejor.

2.    User experience (UX) online y offline

La experiencia que tenga un usuario con tu marca, tanto en entornos online como offline, será un factor clave en la toma de decisión de la compra.

Experiencia online de los usuarios en un ecommerce

  • Cuida el diseño de tu ecommerce: tu tienda online debe ser visualmente atractiva, facilitando toda la información relevante de cada producto y que ayude a tomar al usuario su decisión de compra.
  • Incluye filtros en tu catálogo de productos: estos filtros facilitarán la búsqueda a los usuarios. Analiza bien el tipo de producto que comercializas y determina cuáles son los filtros relevantes para tus clientes.
  • Proceso de compra en pocos pasos: facilita y reduce el proceso de compra tanto como puedas para que las conversiones sean lo más rápidas posibles.
  • Métodos de pago: muchas personas son reticentes a incluir sus tarjetas de crédito, incluye también otras opciones de pago a través de plataformas como Paypal o Amazon Payments, para que el cliente pueda elegir la forma de pago que prefiera.
  • Estado del pedido: facilita a tus clientes una plataforma o medio para comprobar en qué estado se encuentra su pedido. Puede ser a través de un enlace o enviando un correo electrónico donde se actualice el estado del envío.

Experiencia offline de los clientes de una tienda online

  • La importancia del embalaje: el packaging o embalaje será la carta de presentación del producto por lo que debe estar cuidado y tener un buen aspecto. Del mismo modo, si se envían artículos delicados, será necesario establecer las medidas de protección oportunas para que el pedido llegue en perfecto estado.
  • Opciones de recogida: además del envío a domicilio, si tu negocio dispone de varias sedes o tiendas, puedes incluir la opción de recogida en tienda para que los clientes puedan ahorrarse los gastos de envío.

3.    Mcommerce

Ya no basta con tener un ecommerce en el que vender tus productos o tus servicios. Los usuarios cada vez compran más desde sus dispositivos móviles, es por ello que las organizaciones deben dar un paso más allá y pensar en el mcommerce y adaptar completamente sus tiendas online para los smartphones.

4.    Big data y personalización en ecommerce

Uno de los mayores activos de tu tienda online será tu base de datos. Con ella, puedes saber qué cliente compra una u otra cosa, qué tipos de productos le gustan, su talla, el color que más utiliza en camisetas… todos los datos que seas capaz de recopilar de tus clientes son pistas para ofrecerles aquello que más les gusta, así como realizar ofertas especiales y personalizadas en función de sus preferencias.

5.    Fidelización de clientes

La fidelización de los clientes es otro de los puntos clave en el que surgen nuevas tendencias. Trabajar el remarketing o enviar mails para recordarle un carro abandonado y poder ayudarle a finalizar su compra, son algunas de las opciones que buscan ofrecer la máxima personalización para la fidelización de clientes.

6.    iBeacon e Internet de las cosas

Cada vez se habla más de cómo los objetos se integrarán con internet para ofrecer datos que llegarán directamente a nuestro teléfono móvil. La tecnología ibeacon ayuda a que objetos cotidianos puedan transmitir información sobre su estado y posición, entre otros. Incorporar este tipo de avances en las tiendas físicas sobre los artículos, permitirá obtener información sobre las preferencias de los usuarios y, en consecuencia, se podrán destacar los productos que más hayan interesado a los clientes.

7.    Comprar desde cualquier dispositivo

La omnicanalidad es esencial en nuestros días. Hay personas que realizan sus compras desde su portátil, desde el móvil o incluso desde una tableta, por lo que tu tienda online tiene que ser perfectamente usable y ágil para responder correcta y rápidamente sin importar el dispositivo de acceso del usuario.

8.    Vídeo interactivo

Nuevo formato de vídeo que te permite comprar directamente interactuando con el vídeo. Dando una capa de interactividad sobre el elemento audiovisual. Si te decides a hacer un anuncio, con el vídeo interactivo podrás incluir enlaces que irán directamente a la ficha de producto y desde el que el usuario podrá iniciar directamente el proceso de compra.

9.    Mapa de clientes

¿Cómo se clasifican tus clientes? ¿Puedes ofrecer algo diferente a cada uno de ellos? Establece los buyers persona de tu tienda online y analiza cómo se comportan e interactúan con tu web. De esta manera podrás tener un mapa de los tipos de clientes que compran en tu ecommerce y podrás elaborar estrategias comerciales adaptadas a cada uno de sus perfiles.

10. Atención al cliente 360º

Si un cliente necesita ayuda o tiene una consulta, se le deben facilitar el mayor número de canales posibles para que pueda plantear su problema. Las redes sociales, los chats den directo a determinadas horas del día en la tienda online, un formulario en la web o un correo y teléfono de contacto son algunas de las opciones que puedes incluir en tu tienda online.

Pero recuerda, establece solo los canales de comunicación que puedas atender en un tiempo razonable. De nada sirve tener perfiles en todas las redes sociales si no se revisa regularmente si un cliente ha interactuado con la marca en ese canal.

<   Volver al listado principal